La exigencia de un control de calidad en las obras de construcción es imprescindible para evitar no solo la insatisfacción del usuario, sino los riesgos y perdidas que pueden llegar a ocasionarse en todo el proceso constructivo de cualquier proyecto.

El Control de calidad en una obra de construcción debe contemplarse desde tres aspectos diferentes:
1. Control de calidad del Proyecto : planteamiento, planos, cálculos etc.
2. Control de calidad de los Materiales.
3. Control de Calidad de la Ejecución.

El Promotor Inmobiliario debe ser el primer interesado en exigir un control de calidad en la edificación, y así evitar sorpresas desagradables, que siempre se convierten en excesos de costes, es necesario un inflexible cumplimiento de todos los aspectos técnico y económicos que influyen en el planteamiento de una obra de construcción. Si la obra ha sido contratada previamente sin estos planteamientos se puede encontrar con excesos de coste por vaguedades del proyecto, deficiencias en los materiales que no se corresponden con lo contratado y a lo que estamos dispuestos a pagar por ellos, o con deficiencias en la ejecución que pueden ocasionar siniestros y pérdidas de todo tipo, incluyendo las pérdidas humanas.

Con el fin de realizar con correcto planteamiento del control de calidad en una obra de construcción, el promotor cuenta con la valiosa ayuda de los Arquitectos Técnicos y el resto de técnicos involucrados en el control y dirección de la obra, a los cuales se les debe exigir que como profesionales en la materia propongan un programa de seguimiento de calidad, adecuado a cada tipología de obra. En gran parte de las obras de Construcción y dependiendo de su grado de complejidad, no basta con su sola labor de inspección y vigilancia, sino que hay que acudir a contratar a terceras personas, como son laboratorios de control de calidad que permitan realizar las comprobaciones técnicas necesarias.

Es evidente que el establecimiento de dicho control, lleva implícito un coste ( personal, ensayos, etc) que suele establecerse contractualmente de varias formas:
– A cargo del Promotor de la Obra totalmente.
– A cargo del contratista que lo presupuesta en su oferta, si esta contiene el Plan de control a realizar.
– Sistema mixto, en el que el cargo depende de la bondad o no, del resultado de los ensayos a efectuar pudiendo ser el contenido del contrato muy variable y, a su vez, abarcar una o varias fases, de las que, en general, podemos dividir el proceso:
1. Calidad del proyecto 
2. Calidad de los Materiales
3. Calidad de la ejecución de la construcción

En Ábaco Técnica somos especialistas en el diseño, planificación y gestión del control de calidad de cualquier tipo de obra.

Contacta con nosotros y solicítanos asesoramiento.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted